lunes, 16 de noviembre de 2015

50 razones para vivir



No sé vosotros, pero yo desde el viernes por la noche no puedo pensar en otra cosa que no sea lo que ha pasado en París. Porque ha sido algo horrible que ha sucedido allí, pero podría haber sucedido en cualquier otro sitio.

Un grupo de desalmados terroristas entró a matar (bueno, a asesinar, más bien) a una sala de conciertos, a un estadio de fútbol, a varios restaurantes. Un viernes por la noche. A una hora en la que los franceses celebran sus soirées, celebran que es viernes, que ya es fin de semana, que viven en París o que están de paso en una de las ciudades más maravillosas del mundo.

Sin embargo, como he leído estos días en las redes sociales, #ParisIsAboutLife. París va sobre la vida. Sobre celebrar. Sobre vivir (que no sobrevivir).

Y de ahí este post. De ahí mis 50 razones para vivir:




1. Los abrazos. Sobre todo los suyos.
2. Viajar.
4. Las verbenas de los pueblos.
5. El olor a café.
6. El té rojo con canela y limón que compramos en Sevilla siempre que alguien de mi familia baja al sur.
7. Las comidas en familia. Los cinco. Juntos. Comiendo al mismo tiempo.
8. Los viernes en que decidimos cenar fuera.
9. Los programas de cocina de Jamie Oliver.
10. Los planes con mis hermanas.



11. Los capítulos de Friends. Todos y cada uno de ellos.
12. Los capítulos 4 y 5 de la temporada 9 de Big Bang. Sobre todo el 4.
13. La vela Studion de & Other Stories.
14. Jane Eyre.
15. El día en que terminas un período de exámenes, aunque sepas que en tres meses vas a estar otra vez igual.
16. Los korma de pollo del Tíbet.
17. Los pinchos de tortilla de bacalao del Museo de la Tortilla.
18. Las conversaciones que tienden a Cuarto Milenio después de comer pizza.
19. Hacerse fotos en un sofá cama de Barcelona un sábado a la 1 de la madrugada.
20. Las hamburguesas del Jalos.



21. It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife.
24. Encontrarte a alguien leyendo un libro que a ti te ha encantado.
25. Las películas de Disney.
26. Toy Story 3.
28. Escuchar a mi madre contar cosas de los niños de su clase con esa pasión tan contagiosa.
29. Los pulsos chinos.



32. El bizcocho de frutos rojos.
33. Los bizcochos y las tartas del Botánico.
34. Los árboles en otoño.
36. Los libros buenos.
38. La listas de Spotify.
39. Los reencuentros con los amigos del Erasmus.
40. Las expresiones de mi abuela.



41. Las espaldas al aire.
42. Los atardeceres en el mar.
44. Las fotos de los catálogos de Madewell.
45. Recordar cómo pagábamos en el Vips cuando teníamos 15 años. Y reír sin remedio.
46. Reír tanto que se te salten las lágrimas.
47. Lisboa.
48. Salzburgo.
49. El Museo D'Orsay.

Tengo muchas más razones para vivir, estas son solo las primeras que se me han venido a la cabeza.

¿Cuáles son vuestras razones para vivir y seguir celebrando? Me las podéis contar por aquí o, si os animáis, haced un post y luego os enlazo! Cuanta más alegría y ganas de vivir transmitamos, mejor. :)

¡Buena semana para todos!

13 comentarios :

  1. ¡Muy buena idea! Yo me animo y escribo mis 50 razones ;)

    ResponderEliminar
  2. Yo también me animo, ¡mañana publico!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien, chicas! Me alegro muchísimo de que os guste la idea y os animéis a publicar vuestras razones. :)

    ResponderEliminar
  4. Marta!!, que pena lo que ha ocurrido, con lo bonito que es vivir con sus días nublados, con cierzo, lluviosos, soleados (de cualquier manera), tus 10 primeros motivos te los copio igual, igual es que me gusta todo lo que mencionas casi por ese mismo orden y luego pasear, ir de tiendas,al cine, al teatro, la música...The parson red heads (jajaja) el mercado Las Armas (bueno me gustan todos), a exposiciones, a la playa sobre todo las de Cadiz, restaurar muebles, ver revistas de decoración, y las de moda, blogs (como el tuyo) cantar (ahora no puedo) bailar (a mi aire) juntarme con amigos, volver a Paris y ver el museo D'Orsay y la Plaza Vosgos (que no puede verlos), contar historias de cuando eramos pequeños (me encantan cuando las cuentan mis hijos y se ríen, y se vuelven a reír) los besos que le doy a mi madre (que siempre dice que es lo que mejor le saben...los besos de sus hijos), ah! su olor el de mi madre (me encanta), me gusta España de norte a sur, los vestidos, los sombreros, los ponchos, los zapatos, las colonias frescas, las casas bonitas, los paisajes de otoño, las floristerías, las ciudades cuidadas, las barras de los bares con pinchos muchos pinchos, mis años en Bilbao, Logroño mi ciudad, ver fotos, la 30 (una muy buena razón) todos los malos momentos que ya han pasado y por todos los buenos que vendrán y por seguir con el .. por todo ello y mucho mas merece la pena vivir!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Elena!
      Como siempre, es un placer leerte.
      Gracias por estar ahí y comentar. Te lo digo siempre, pero te lo repito: me hace muchísima ilusión.
      A ver si algún día nos desvirtualizamos. ;)

      Eliminar
  5. Qué bonito, Marta! Preciosa idea y preciosa manera de celebrar la vida! besos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta Marta. Mucho. Yo también lo haré, lo quiero escribir, adornar con un par de fotos y releer dentro de un tiempo.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Marta, me he animado a hacer mi post con mi lista. Mi blog es www.whatifeelandlove.blogspot.com

    Es una iniciativa preciosa, y como dice Eraime, nos gustará leerlo dentro de un tiempo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marta, es la primera vez que entro en tu blog y, la verdad, me gusta tu idea. Celebrar la vida haciendo una lista de los 50 motivos por los que merece la pena seguir al pie del cañon me parece muy alentador para no caer en el desánimo. De todos modos llegará un día en que la función se acabe, pero antes de que llegue ese día creo que es inteligente y sano disfrutar del espectáculo con mayúsculas.
    Sólo te haría un apunte. Un apunte sobre lo que dices cuando empiezas la entrada. A veces hay sucesos como el atentado en París que nos golpean con fuerza y nos hacen pensar y replantearnos aspectos a los que no solemos prestar atención, pero creo que también debemos ser conscientes que lo sepamos o no ocurren cosas así casi todos los días. Hay gente que muere todos los días por motivos difíciles de comprender como este. También en Siria habrá gente que tenga que hacer su lista porque algún país europeo le está bombardeando a ellos que no son militares ni han pedido vivir eso. También hay gente que ve cómo se le mueren sus hijos por falta de alimento y tenga que recurrir a lo que sea para continuar luchando por los que le quedan. Hay otros que ven morir a seres queridos porque no están a su disposición los medios económicos suficientes para evitar lo que la ciencia si puede curar pero con un dinero que no tienen. Estoy convencido que hay muchos más casos como los que comento ahora que los de los atentados de parís, pero por desgracia estos pasan desapercibidos. Unos porque nos hemos acostumbrado, otros por que entendemos los motivos, aunque no los compartamos, por más irracionales que sean... y muchos porque no aparecen en ningún periódico, en ningún medio en primera página y con todos sus detalles. Los que sí publican, consiguen que nos pongamos en su lugar y, por un momento, imaginemos que nos podría haber pasado a nosotros.. Es razonable que no nos identifiquemos cada día con cada catástrofe grande o pequeña que ocurra en este mundo, no podemos pasarnos la vida atrapados en esa sensación. Pero estas tragedias ocurren, seamos conscientes o no, por esto creo que es una buena excusa para cada día recordar esas 50 razones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Aníbal. Mil gracias por ese apunte. :)

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...