lunes, 28 de abril de 2014

El brillo de la felicidad

jane birkin serge gaingsbourg smiling
Jane Birkin y Serge Gainsbourg (vía Jane to be)

El miércoles pasado fue festivo en Aragón -día de San Jorge, patrón de la Comunidad-, y en mi familia no dejamos pasar oportunidades así para reunirnos y hacer comilonas. Somos muy de comer, qué se le va a hacer, pero yo no me quejo, a mí me encantan ;)

Esta vez vino a comer, entre otros, Paula, mi prima pequeña. Tiene 6 años y no es porque sea mi prima pero es una monada: es lista, guapa y muy adorable, cada vez más. No obstante, también es un poco bicho y no para quieta ni un momento. El caso es que mientras comíamos y mirábamos embobadas a Paula, mi hermana Laura dijo:

- Mírala qué mona es, cómo sonríe, qué ojos tan bonitos, ¡si hasta le brillan!

A lo que Elena, mi otra hermana (la artista), le respondió con seguridad (que para eso está a dos meses de convertirse en maestra de Infantil y a los niños los entiende sin problemas):

- Eso es porque es feliz.


Katharine Hepburn and Joel McCrea, 1930s
Katharine Hepburn y Joel McCrea en los años 30 (vía We had faces then)

Entonces me puse a pensar en lo certero de esa reflexión. Los niños pequeños son felices siempre porque sus preocupaciones son muy limitadas, por no decir inexistentes, y olvidan lo malo -si no es demasiado grave- con mucha facilidad. Viven el presente, y si Paula en ese momento era feliz porque todos la contemplábamos y le hacíamos monerías, ella sonreía y sus ojos brillaban. Y punto. No había nada más importante en el mundo en ese momento.

Los adultos sí tenemos cosas de las que preocuparnos, pero a ratos deberíamos olvidarlas, disfrutar de lo que tenemos -que es mucho, aunque siempre queramos más- y tratar de encontrar la felicidad en los detalles más sencillos de la vida.

Os puedo asegurar que cualquier persona está más guapa cuando sonríe de corazón, porque los ojos se le iluminan con el brillo de la felicidad.

marlon brando and his sister
Marlon Brando y su hermana Jocelyn, en 1948, fotografiados por Lisa Larsen (vía We had faces then)

Que tengáis una buena semana :)

PD 2. Sonrisas everywhere en Pinterest y más glamour como el que desprenden las fotografías de hoy.

21 comentarios :

  1. genial, me encanta, la verdad es que yo siempre me he fijado en el brillo de los ojos de la gente... es algo que me encanta :)

    ResponderEliminar
  2. Pues si, los mayores tenemos demasiadas preocupaciones, y eso se refleja en tooooda la expresión de la cara, por mucho que dibujes una sonrisa.
    Pero es el precio que pagamos por madurar, coger responsabilidades, preocupaciones, y quizá, en definitiva por vivir.
    Esa mirada iluminada y sonrisa sincera son difíciles de encontrar en estos tiempos que corren, y también es muy difícil olvidarse de las preocupaciones. Pero como bien dices, hay que fijarse en los detallitos y tratar de ser feliz con las cosas pequeñas que vienen día a día.

    ResponderEliminar
  3. Que chulo!! Me ha encantado!!
    Bss preciosa
    http://unvestidorconideas.blogspot.com.es/2014/04/verde-que-te-quiero-verde.html?m=1

    ResponderEliminar
  4. Esta entrada me lleno de alegria y vaya que necesitaba.
    Un beso y feliz semana
    The Indian Savage Diary

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué post más bonito! Yo también lo creo así! ;)

    Besos rojos por doquier y nunca te dejen de brillar los ojillos!!!!

    ResponderEliminar
  6. ai martita... cuan importante es ser feliz! tenemos que conocernos tu y yo un dia, creo que tenemos demasiadas cosas en comun :)

    ResponderEliminar
  7. Preciosa entrada y yo creo que es lo fundamental en la vida
    Un besito
    www.guapayconestilo.com

    ResponderEliminar
  8. Estupendo post, me ha encantado, eres muy positiva!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bonito!

    xx

    http://www.madridforniagirl.com/

    ResponderEliminar
  10. Que bonito!!! Hay que se asi de positiva!!
    Un besazo guapa!!
    http://unvestidorconideas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Qué cosas tan ciertas dices! me encanta! :))

    Muakk*

    ResponderEliminar
  12. Que post tan bonito, me ha encantado leerlo, tengo un niño de 8 años y da gusto mirarlo a los ojos cuando se rie :-). Precioso post.

    www.preppyandpretty.com

    ResponderEliminar
  13. Muy cierto :)

    http://www.stadinstyle.helsinkids.fi/

    ResponderEliminar
  14. Qué bonito post!! Forma parte de la infancia ser feliz, y aunque muchos ninyos no tienen ese "privilegio", es necesario hacerlos felices, y así de esa manera recordarnos a nosotros mismos ser felices tmb.
    Besazos (y a Paula también)
    Fashion Avenue
    http://fashionavenueabc.blogspot.de/

    ResponderEliminar
  15. Siempre haces unos posts muy lindos. Los niños deben ser niños y ser felices, me asusta pensar que hay niños a los que se priva de una infancia sin problemas :-(

    En cuanto a los pintauñas... el otro día hice recuento y tendré cerca de 50 y eso que he tirado alguno jeje

    Besos

    Sophie Carmo

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo. Es necesario parar de pensar en las mil cosas que llevamos en la cabeza algunas veces y dedicarnos a observar y sentir solamente.

    besos!
    http://muerdelaespina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Precisamente esta mañana leía la METÁFORA DEL VASO DE AGUA, y me gustaría compartirla contigo porque, verdaderamente me ha encantado tú post y nunca deberíamos perder 'el brillo'
    bss
    www.dearcarrie.com

    METÁFORA DEL VASO DE AGUA

    "Una psicóloga en una sesión de gestión de estrés levantó un vaso de agua, todo el mundo esperaba la pregunta: ¿Está medio lleno o medio vacío?
    Sin embargo, ella preguntó ¿Cuánto pesa este vaso?
    Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.
    Pero la psicóloga respondió: “El peso absoluto no es importante, depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo 1 minuto, no es problema, si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo, si lo sostengo 1 día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado se vuelve.
    Y continuó: El estrés y las preocupaciones son como el vaso de agua. Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas un poco más empiezan a doler y si piensas en ellos todo el día, acabas sintiéndote paralizado, incapaz de hacer nada. Es importante acordarse de dejar las tensiones tan pronto como puedas, al llegar a casa suelta todas tus cargas. No las acarrees días y días. Acuérdate de soltar el vaso!"

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...