miércoles, 9 de diciembre de 2015

Vestirse para una entrevista de trabajo


Todas las fotos son de Death by elocution

No sé vosotras, pero lo de qué me pongo para una entrevista de trabajo es algo que, pese a haberme enfrentado ya alguna que otra, sigo sin tener claro. ¿Tengo que parecer sofisticada? ¿Qué es mejor: falda, vestido o pantalones? ¿Hace falta que me ponga tacones? ¿Mejor me informo primero de cómo viste la gente en esa empresa? Demasiadas preguntas para las que no tengo respuesta.

Pero.

Hace un par de semanas, mi admirada Garance Doré colgó en su blog una entrevista a la siempre brillante Jenna Lyons en la que hablaban de etiqueta y elegancia. Para terminar la conversación, le preguntaba precisamente esto: ¿qué ropa es la adecuada para una entrevista de trabajo?

Bueno, pues según Jenna Lyons, la clave para resultar elegante en una entrevista de trabajo es...



Ser tú misma y no disfrazarte de alguien que no eres realmente



No es tanto darle vueltas y más vueltas a lo que te pones o te dejas de poner, como sentirte a gusto con tu elección. Porque si te sientes a gusto con lo que llevas te sientes bien contigo misma, y eso se refleja en que estás mucho más segura y relajada y puedes centrarte en lo importante: ser puntual, sonreír al entrar, ser amable con la gente que te recibe, llamar a la gente por su nombre, mostrarte agradecida por la oportunidad que se te ha brindado al hacer la entrevista o, simplemente, pensar bien antes de responder a cualquier pregunta que te hagan.

Esta reflexión de Jenna sobre lo importante que es sentirse cómoda con la ropa que llevamos a una entrevista me recordó al final del libro Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, de Anna Gavalda. En el último relato, una escritora (no os adelanto más para no chafároslo, a mí me encantó el final), después de muchos meses de espera, recibe la llamada de una editorial que parece interesada en publicar su manuscrito. Emocionada, se pasa un buen rato analizando su armario y probándose conjuntos elegantes, convencida de que así tendrá más éxito en la entrevista, para terminar deshaciéndose de los tacones que se había puesto y poniéndose, en cambio, sus vaqueros favoritos, esos que ha llevado tanto que tienen ya la forma de sus curvas, con los que ha vivido tantas cosas buenas y que le traen tantos recuerdos agradables. Encima, una camisa blanca; y, debajo, lencería bonita. No necesita más porque así es como se siente cómoda y segura de sí misma.

Y, como son ya dos grandes mujeres a las que admiro mucho las que aconsejan no disfrazarse de algo que no eres para acudir a una entrevista de trabajo, he pensado que merecía la pena compartir aquí esta reflexión.

Por muchos éxitos laborales en aquello a lo que os queráis dedicar, queridas. :)


Tengo curiosidad: ¿qué os ponéis para una entrevista de trabajo? ¿Tenéis algún uniforme predeterminado? Yo al final siempre acabo tirando de mi blazer negra, que me saca de todos los apuros del mundo, y de algún top blanco o beige. Combinación ganadora (y fácil) donde las haya. ¿Me lee alguna experta en recursos humanos que pueda aconsejarnos bien? ¿O alguna gran directiva que tenga una opinión al respecto? :)

PD. Aquí os dejo el vídeo de la entrevista de Garance Doré a Jenna Lyons, por si os apetece verla.

3 comentarios :

  1. Lo complicado es conseguir la entrevista :(
    Opino igual, lo que nos haga sentir cómodas pero arregladas, que se note que nos interesa en lo que estamos en el momento, no en plan pasaba por aquí y he entrado.

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo ser una misma, natural que te sientas cómoda (dentro la situación) no ir disfrazada, la elección primera, camisa y americana, me parece estupenda y de parte de abajo algo que realmente estés a gusto..y el resto suerte mucha suerte.

    ResponderEliminar
  3. yo aqui tengo para un monologo. despues de trabajar en despachos y bancos, me presente a una entrevista de loreal en traje de chaqueta, era una dinámica de grupo, y te puedes imaginar como me miraba todo el mundo. Creo que como dices, ser tu misma es básico y fundamental, pero también saber estar! un chico por ejemplo, que va a una entrevista a un despacho de abogados ,tiene que llevar corbata. pero si se quiere presentar como creativo para x empresa, mejor que se deje el traje para la boda de su hermana! no se, es como yo lo veo, soy muy de: cada uno como sea, que nadie te limite... pero creo que el saber estar es básico, y vestirse para cada ocasión requiere un poquito de esfuerzo, mas que nada, porque todo lo que no hagas va a ir en tu contra! un besitoooooooooo

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...