martes, 23 de febrero de 2016

Las cosas bellas nos hacen mejores


Foto: Jack Belli

El viernes pasado, una lectora me dejó un comentario en Facebook que decía: "Las cosas bellas nos hacen mejores". Hacía referencia a mi post anterior, ese con esa lista sin sentido de cosas que me habían gustado a lo largo de la semana. Después de leer su comentario, releí el post, porque me planteé que igual había escrito, sin pretenderlo, un Cosas bonitas que he descubierto recientemente. Pero no. Volví a ver una amalgama de cosas que simplemente habían pasado mi filtro estético y que, por diferentes motivos, me habían gustado. No eran cosas que yo hubiera calificado a priori como bellas. Sin embargo, dándole vueltas, luego pensé que sí. Las uñas de Harley Viera-Newton, ese abrigo con esos detalles, ese jersey rojo de cuello vuelto, el inicio de El comensal. Son cosas bonitas, cada una a su manera.




Me quedé un rato pensando en la reflexión de Isabel. "Las cosas bellas nos hacen mejores". Me quedé pensando, decidiendo si estaba de acuerdo o no con esa afirmación. Decir que sí me parecía muy superficial, pero decir que no habría ido totalmente en contra de mis principios.

Y entonces lo vi claro. Las cosas bellas no son, en sí mismas, ni buenas ni malas. No nos hacen mejores o peores. Afortunadamente, los objetos inanimados todavía no tienen ese poder. Pero las cosas bellas sí nos ayudan a ser mejores personas. Porque rodearse de cosas bonitas supone un esfuerzo personal que no solo se manifiesta en algo tan superficial como vivir rodeada de bonitismo, supone superarse a una misma y tratar de ser mejor en todo. En el trabajo, en los estudios, en las relaciones personales.



Buscar la belleza en lo que no es aparentemente bello; hacer el ejercicio de encontrar cosas que nos gusten en un día gris, en una semana gris, eso es lo que nos hace mejores. La señora Michel lo sabía, y Paloma también. Por eso buscaban siempres en los jamases. Por eso se esforzaban en descubrir la belleza en la cotidianidad. Porque eso las hacía mejores.


¿Qué pensáis? Esta es solo mi humilde opinión. Me encantaría escuchar la vuestra. :)

PD. Todas las fotos son vía mi tumblr, que es mi refugio particular de bonitismo máximo.

4 comentarios :

  1. Llevo un rato dándole vueltas a lo que acabas de escribir y no puedo estar más de acuerdo! Buscar belleza en las cosas es lo que nos hace mejores. Creo que las cosas nunca dejan de ser cosas, por muy bonitas que sean. No son bellas por sí mismas, somos nosotros los que las hacemos bellas. Muchas veces estamos rodeados de cosas bonitas (y quien dice cosas dice lugares, momentos...) y somos incapaces de verlo. Creo que buscar la belleza es el primer paso para crearla.
    ¡Muy buena reflexión!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía lo leído y releído y hay que pensar la verdad, estoy de acuerdo con Irene, gracias Marta, para mi esta es una forma de sentirme bien, por lo tanto es bonito y disfruto, ademas con esas fotografías como para no gustarme.
    PD. me han regalado El Comensal ...lo recibo el lunes (ganas de empezarlo)

    ResponderEliminar
  3. suscribo cada una de tus palabras; hacer el esfuerzo por encontrar cosas bellas donde aparentemente no las hay, en situaciones difíciles, en días grises… no sé si nos hace mejores pero creo que, sin duda, sí más felices. 1beso

    ResponderEliminar
  4. Buena entrada, me ha recordado un poco a la entrada que escribí sobre "a qué sabe la felicidad" un saludo!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...