martes, 29 de septiembre de 2015

Un finde (gourmet) en Barcelona


Catedral de Barcelona (esta foto mía, las demás las he cogido de las webs de cada sitio)

He pasado el último fin de semana dedicándome a disfrutar del calorcillo de un verano que no quiere terminar y de un otoño que parece que no arranca, de mis amigos del cole, de Barcelona y de sus bares, restaurantes y cafeterías.

Aquí todo lo que nos cundió (gastronómicamente hablando) nuestro finde en Barcelona.



Hamburguesas de Makamaka

Cenamos en Makamaka (Passeig Joan de Borbó 76), en plena Barceloneta, en esa terraza tan cuqui que tienen llena de lucecitas y de guiris. Pese a que me pareció el típico garito pensado para todos los extranjeros jóvenes que van a desfasar a Barcelona, he de decir que la hamburguesa que yo me comí estaba buenísima (la Greenzilla, por si a alguien le interesa) y me pareció muy bien de precio para ser Barcelona y para estar en esa zona tan turística. Además, luego te puedes tomar un cóctel ahí mismo, por lo que está genial para ir con tus amigos a cenar.


Bormouth

Tomamos un vermú en Bormouth (C/Rec 31, en el Born), un local pequeño pero agradable, con sabor a tasca de barrio pero mente cosmopolita. He leído opiniones algo encontradas sobre este sitio, pero para tomarte algo antes de comer a mí me gustó. Nosotros cogimos los buñuelos de bacalao, que estaban muy ricos, y unas bravas, que yo no probé porque el hecho de que tuvieran forma de patata frita de toda la vida no me convenció. No obstante, mis amigos se las comieron, así que malas no estarían. ;)


Luzia

Comimos en Luzia (C/Pintor Fortuny 1, en las Ramblas), restaurante del grupo Tragaluz. El lugar es una monada, decorado en madera y con muchísima luz. Acostumbrada a los precios de Zaragoza, a mí me pareció algo caro, pero estaba rico. Yo probé la pizza de cuatro quesos con nueces, ¡muy buena! Y además ves cómo las hacen en el momento en el horno de leña que tienen ahí.


Pudding

Nos dimos un pequeño homenaje en forma de café, té y tartas en Pudding (C/Pau Claris 90), un sitio al que volvería seguro sobre todo si fuera con niños, porque creo que les tiene que fascinar la decoración, inspirada en el circo y en algunos cuentos de hadas. A vosotras que no os asuste el ambiente infantil, porque las tartas están espectaculares, sobre todo la de zanahoria. Mmmm.


El Nacional

Entramos a El Nacional (Passeig de Gràcia 24), un multi-espacio gastronómico con 5 zonas diferenciadas y 4 barras especializadas que abrió el año pasado en un local construido en 1889 y que fue una antigua sala de exposiciones modernista. Aunque no vayáis a tomar nada merece la pena entrar solo por verlo. La decoración es una pasada, y hacerse una foto en los espejos de camerinos que hay a la entrada del baño, un imprescindible para tu Instagram. ;)


Cosmo

Por último, hicimos una especie de brunch improvisado en Cosmo (C/Enric Granados 3, por Universidad), una cafetería que es también una galería de arte en la que puedes disfrutar de exposiciones e incluso ver cómo los artistas pintan en directo un mural en la pared del fondo. De todos los sitios en los que estuvimos, Cosmo fue mi favorito, ese que voy a recomendar a todo aquel que vaya a Barcelona y al que yo volveré siempre que pueda. Me tomé un zumo natural hiper vitaminado que estaba riquísimo, un sandwich que me supo a gloria bendita y una tarta de queso con frambuesa muy buena. Aquí podéis ver un pedacito del mural actual.

Para la próxima me apunto tomar el brunch en Federal Café, Picnic y Granja Petitbo. Todos ellos me los recomendó Sole vía Twitter y de ella me fío.

(Sí, efectivamente, no hicimos nada más que comer ;).

¿Otras recomendaciones gastronómicas en Barcelona? Porque allí hay que volver siempre. :)

3 comentarios :

  1. ¡Pero bueno!
    Muchísimas gracias por nombrarme. Es un honor para mí aparecer en tu blog.
    Pudding es una pasada, yo he estado unas cuantas veces y, menos la última que fue un poco desastre, siempre me ha encantado.
    En la misma calle está Café Emma, también te gustaría.
    ;-)
    Luzia está muy bien, pero para mi gusto y también de Tragaluz, en la esquinita está el Bar Lobo que me es más agradable.
    El Nacional es una pasada, yo he estado dos veces en la zona de subasta de tapas y me gusta mucho.
    ¡Barcelona tiene miles de sitios!
    Me apunto la hamburguesería porque a la Barceloneta aún no hemos ido.

    Un beso enorme, Marta.
    Millones de gracias.

    ResponderEliminar
  2. sí que te cundió el finde gastronómico! :) cuando vuelvas, un sitio que también me gusta mucho es Artte, genial para un café de media tarde o para un espectáculo y una cerveza a las 20h. besos bonita!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...