jueves, 15 de octubre de 2015

Lo que no me quitaré este otoño


Foto vía La cool & chic

Yo con el frío tengo sentimientos encontrados.

Por un lado me gusta, porque me encanta ponerme capas y capas de ropa y los botines son de mis zapatos favoritos. Además, que haga frío fuera se traduce en encender velas dentro de casa (ahora mismo estoy escribiendo este post con el maravilloso aroma a lavanda de una vela que me traje de mi último viaje a Lyon :), en taparse con una manta para dormir la siesta o en tomarse un té a media tarde para calentarse las manos.

Por otro lado, no me gusta que el hecho de llevar un abrigo encima no deje ver lo que se lleva debajo. Al final, es como si pensar el modelito que te pones fuera una pérdida de tiempo porque, total, no se va a ver.

No obstante, aun con todos sus contras, me encanta el frío, sobre todo el del otoño, y ya estaba deseando que llegara para volver a ponerme cosas como estas...




Para rescatar del olvido mis botas de agua y ponérmelas en los días de lluvia o en esa excursión al Pirineo que tengo pendiente para ver cómo el otoño lo ha dejado todo de bonito.


Foto de Dan Roberts para Vogue.fr

Para volver a llevar jerséis de cuello vuelto. Este año, he leído en las revistas que están muy de moda los que no son de cuello muy alto, sino que se quedan a mitad de camino, como el de la chica de la foto (tienen un nombre, lo sé y lo leí en Telva hace un par de días, pero ahora mismo no me viene. De todas formas, me habéis entendido, ¿verdad? ;).


Foto vía Tumblr

Para ponerme mi vestido negro de manga larga con medias negras y botines algo más claros. No necesito más.


Foto vía Pinterest

Para mezclar mi cazadora de cuero negra con una camisa azul clarita, dejar abiertos los últimos botones y disimular el escote en la oficina con un pañuelo. Hace un par de días leí en Lenny que es lo más ahora.


Foto vía Tumblr

Para sacar de su caja mi jersey de ochos favorito y llevarlo con todo, pero sobre todo con vaqueros y mocasines de charol.



Para sentirme la más moderna del lugar el día que no haga mucho frío y pueda ponerme una minifalda negra sin medias, con botines y con un jersey amplio y bien gustoso.


Foto: Polienne

Para copiarle enterito este look a Polienne. Pitillos negros, zapatillas negras, camiseta marinera, cazadora de ante y bandana al cuello. Amor total.


Foto vía Tumblr

Para creerme Freja Beha (que me encanta) y mezclar sin pudor, en un mismo look, el negro, el azul marino y el marrón. Y para cortarme el pelo igual que ella.


¿Qué no os quitáis en otoño? Contadme. :)

PD. Ideas para vestir en octubre y en noviembre y la tendencia que aún reina en las calles: los pantalones muy rotos.

PD 2. Muchísimas más ideas para vestir en cualquier época del año.

PD 3. La canción sobre el frío que no puedo parar de escuchar estos días.

3 comentarios :

  1. ahí van unas cuantas ideas buenas para apuntar, gracias, Marta! yo, lo reconozco, en otoño e invierno no sé vestirme… no me gusta tener que llevar mil capas por el frío y no le encuentro el punto a la ropa… a mí me van los vestidos largos de tirantes, los petos, los pantalones cortos y las chanclas! :) este post lo guardo bien guardado! besitos ***

    ResponderEliminar
  2. Pero como me gusta todo, bueno todo todo, los botines con faldas o vestidos no me gustan la verdad, en este tiempo da mas pereza eso de lucir palmito, pero hay cosas tan bonitas, me encantan los ponchos una de las cosas que seguro no me quito y los sombreros como me gustan (el otro día cayo uno en el Mercado de Las Armas) y las cazadoras de colores vistosos.. luego te lo pones con el eterno negro y una buena bufanda y que venga a mi el frío (sobre todo como tu dices el de otoño) besos.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...