martes, 7 de julio de 2015

Un año para viajar en familia


La familia de Courtney al completo. :) Todas las fotos son de Courtney Adamo

Este fin de semana, cotilleando por Instagram, me topé con una gran historia perfecta para compartir durante esta semana viajera.

Courtney Adamo, fundadora de la firma Babyccino Kids, madre de "la tropa más estilosa de Gran Bretaña" y dueña y señora de la cuenta de Instagram más adorable del mundo, y su marido han decidido tomarse un año sabático para viajar por todo el mundo junto a sus cuatro hijos.




Según cuenta en The Telegraph y en su blog, pasar un "gap year" (así llaman los anglosajones a un año de tu vida en el que no haces otra cosa más que vivir la vida) viajando en familia ha sido su sueño de toda la vida. De pequeña, cuando vivía en una granja de tulipanes en el estado de Washington, conoció a unos vecinos que hicieron precisamente eso: pasar todo un año viajando por el mundo con su familia. Le marcaron tanto la historia y todas las experiencias que se trajeron de vuelta a América que decidió que, cuando fuera mayor, ella haría lo mismo.

Por lo visto, le ha costado tiempo convencer a su marido de dar el paso, pero finalmente se han atrevido, y en unas semanas comenzará su aventura. Una aventura que les llevará a Estados Unidos, Sudáfrica, Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Australia, Nueva Zelanda, parte de Asia y Europa. Una vuelta al mundo en toda regla. Pero una aventura para la que también han tenido que hacer sacrificios, ya que han conseguido la financiación vendiendo su casa de Londres, su coche y buena parte de los muebles.



Van a sacar a sus hijos del colegio (por eso lo hacen ahora, porque el mayor va a cumplir pronto 10 años) y les enseñarán en casa. Explica que, por ejemplo, leerán libros, les instará a escribir un diario con todas sus aventuras, estudiarán los idiomas de los países que visiten y les enseñará matemáticas en situaciones reales: comprando en el mercado, pagando la cuenta en bares y cafeterías...

Los seis juntos, se dedicarán a recorrer el mundo, a empaparse de otras culturas, a convivir con otras formas de pensar, con otras maneras de entender, vivir y sentir la familia, con otros modos de educar a los niños. Y al año que viene Dios dirá. Porque Courtney no tiene claro qué pasará dentro de doce meses: si volverán a Londres, si se quedarán en otro sitio, si todo seguirá igual.



Personalmente, nunca se me había pasado por la cabeza semejante idea. Me gusta viajar y tengo pendientes algunos viajes largos, pero no más. De hecho, la primera vez que leí acerca de esta nueva aventura de Courtney pensé que se le había ido la pinza, que era una barbaridad dejarlo todo, vender la casa, dejar un poco en stand-by su trabajo y sacar a los niños de la escuela para dedicarse a viajar.

Sin embargo, luego me di cuenta de que las dos principales objeciones que yo veía, el trabajo y el colegio, en realidad no eran para tanto. Actualmente se puede trabajar perfectamente desde casa con un ordenador y, con tal de tener conexión a Internet puedes comunicarte con tus compañeros y jefes estés donde estés. Por lo que respecta a los niños, efectivamente, van a perder un año de escolarización, pero van a ganar muchísimo. Van a descubrir cómo viven niños de su misma edad en otras partes del mundo, van a familiarizarse con varios idiomas y, sobre todo, van a acumular recuerdos de los que se alimentarán el resto de su vida. Porque experiencias así no se olvidan.

Os deseo que tengáis la mejor de las aventuras, familia Adamo. Os seguiré puntualmente a través de Instagram. ;)


¿Qué pensáis? ¿Haríais algo así? ¿Lo dejaríais todo por viajar durante un año en familia, en pareja, con amigos o solos? ¿Os atreveríais? ¿Sacaríais a vuestros hijos del cole? Yo creo que hay que ser muy valiente para dar el paso, pero también pienso que se puede ganar muchísimo, por lo menos interiormente.

14 comentarios :

  1. Pues mira, yo es algo que me planteo cuando mis hijas sean más mayores y puedan aprender y disfrutar de todo, el tema colegio no me preocupa porque aunque entren en a edad obligatoria de escolarización se puede hacer, el trabajo una excedencia, me preocuparía la casa y la financiación del viaje por supuesto, pero desde pequeña que lo hicieron unos amigos de mis padres me fascina.
    Me gustan tanto viajar, que lo hice mi profesión, y aunque a veces no baje del avión, he conocido mucho más que si no volara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también creo que el principal problema es la financiación. Hay que partir de tener bastante dinero, y luego intentar conseguir más vendiendo cosas. Pero a mí por ejemplo me daría muchísimo miedo atreverme a vender la casa porque, ¿qué pasará luego? Un año después te encontrarías sin casa... No sé. De todas formas, es una aventura que merece muchísimo la pena por todo lo que se aprende y lo que se vive. ¡Son recuerdos que no se olvidan!

      Eliminar
  2. Me encantaría, es maravilloso e inspirador, la sigo desde hace tiempo y ahora la seguiré a diario por instagram para inspirarme con sus aventuras,me ha encantado el post, comparto!! muaksss

    ResponderEliminar
  3. Ostras, menuda decisión. Conflictiva un rato, por cierto. Seguro que la prota de todo esto ha tenido que sufrir comentarios y recomendaciones de todo tipo.
    Yo la verdad es que no voy tan allá, sólo pienso que es la mar de original y que si de verdad quieres hacer algo (aun por muy descabellado que sea), si tu de verdad estás convencida de que es lo correcto, es bueno ir a por ello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de hecho cuenta que una de las peores cosas ha sido explicarles su decisión a familiares y amigos, porque muchos no estaban de acuerdo.

      Me encanta tu reflexión! Es verdad que al final es una misma la que sabe si tiene las suficientes ganas de luchar por algo que quiere. :)

      Eliminar
  4. Me encanta la idea! Me parece increíble yo quiero hacerlo! Pero por lo que me van a dar por el coche, que es mi única propiedad no creo que me llegue ni para un mes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Pues imagínate yo que ni siquiera tengo coche!

      Eliminar
  5. Que post mas chulo, motivador, soñador.... pero difícil decisión (hay que tener un par, por muchas cosas) a mi puestos a soñar me encantaría, tienes que tener las cosas muy claras y por supuesto que tu media naranja te siga hasta el infinito y el mas alla!!! y como decía el Capitán Tan en mis viajes a lo largo y ancho de este mundo (que gozada por Dios, voy a soñar)

    El Capitán Tan (era un famoso personaje de un programa infantil de mis años de infancia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias por la aclaración!!
      Y sí, ya lo creo que hay que tener un par... (o dos!).

      Eliminar
  6. Tenía pendiente leerme su historia desde que vi algo en instagram así que me ha ido de perlas tu post ;) Este ha sido mi sueño desde que puedo recordar: dedicarme un año entero a recorrer el mundo. Este año por poco puedo hacer algo parecido aunque menos ambicioso pero a veces la vida te lleva por otros caminos... de todos modos, ahí sigue y estoy convencida de que en algún momento de mi vida lo voy a poder hacer! un beso Marta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dijo ayer Antojada en su comentario, "si de verdad quieres hacer algo (aun por muy descabellado que sea), si tu de verdad estás convencida de que es lo correcto, es bueno ir a por ello!". Así que seguro que lo consigues algún día, Anna. :)
      Un besazo!

      Eliminar
  7. Ay yo también la sigo pero no me había enterado de esto! :O Qué pasada! Si ya me daba envidia su vida idílica, cuando empiecen el viaje más aún. No se si conoces Glaarkshouse, una pareja que para su luna de miel decidieron también vender todo e irse a recorrer el mundo en camión. Una locura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué dices? ¡No tenía ni idea! Ahora mismo me pongo a investigar

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...